Y vuelve , no viene , no va , díficil elegir cómo fué caminar perdido en vista nublada buscando dónde dormiría , dónde no iba a volver, amaneció , buscó algo en que recrear su caos mental , vió un niño , dos , jugaron entre ellos, cuatro minutos , nada , parpadea , borroso pareció pasar una mujer de edad llendo al mismo destino del hablado , del de ayer , pero volteó , nada , sonrió de recordar cuando estaba con él , ella , con su abuelo , con nadie , sólo , sube la infinita escalera de la casa, nada , resuelve encontrar algo contrario en la nublada ventana, resuelve , nada , sospecha que alguien entre , pero tan tranquilo es el sigiloso y escapado sitio, que sólo enfoca sus manos en sentir el frío que le recuerda hoy la limpia reja bien pintada , lo que quiere sentir ahora, a lo que nunca va a volver , y ahora mismo, se moja sin culpa su ojo izquierdo sabiendo que todavía existe , la misma casa , el mismo columpio , el mismo suelo, la misma concentración despistada con la que alguna vez pensó en correr por los techos , por el mismo equilibro con el que no lo presiente de otro color

Aprendí de mis errores que nunca aprenderé ,que aprendo poco y nada para mal de mi salud, 

A ponerme ciego, a quedarme sordo ,

A cerrar la boca y no esperar mas del amor, 

Ni falso ni sincero, no estar es lo que quiero ,

Morir estando vivo, luego empezar de nuevo ,
¿A donde vas? ¿Adónde vas? 

Busco como el agua una bajada y me dejo caer ,derechito hasta tus pies,
juntos somos como cataratas puestas del revés y volver p’arriba otra vez..

Yo te querré deshecho, te querré en la roca viva, 
te querré en todos los versos que no quieran tus pupilas, 
yo te querré en la acequia, te querré en la cumbre fría, 
te querré cuando el fantasma de tu voz venga a por mí.

Yo te he de recordar.

40 mareas, 7 olas y tu ausencia.

No se puede corregir a la naturaleza, palo que nace doblao` jamàs un tronco endereza

Hoy te dedico, mis mejores pregones